UN LUGAR PARA COMPARTIR TUS INQUIETUDES, PROBLEMAS, DUDAS, CONSEJOS, TEMAS DE ACTUALIDAD, BELLEZA, MODA, SALUD, SUPERACIÓN PERSONAL Y AYUDA MUTUA.


No estás conectado. Conéctate o registrate

 » TURISMO, ARTE, CULTURA, MÚSICA, LITERATURA » Sueños lúcidos

Sueños lúcidos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Sueños lúcidos el Dom 25 Oct 2015, 22:11

Belu

avatar
DISTINGUIDO
DISTINGUIDO
Los sueños lúcidos, ¿qué son?


Los sueños lúcidos son aquellos sueños en donde sabemos que estamos soñando mientras vivimos la experiencia. Esta realización, saber o "darnos cuenta", nos permite actuar deliberadamente en nuestros sueños, con la confianza de saber que nada nos puede ocurrir dado que estamos soñando. Por este motivo es que también son conocidos como "sueños conscientes".

Generalmente pasamos por la vida sin cuestionarnos acerca de la naturaleza de la realidad que experimentamos, y reaccionamos mecánicamente según nuestros condicionamientos previos a los desafíos que se nos presentan. Durante la noche cuando dormimos y soñamos, continuamos con esta rutina y reaccionamos ante los hechos y objetos oníricos como si fueran absolutamente "reales", perdiéndonos la oportunidad de disfrutar y explorar todo el potencial del mundo de los sueños con completa libertad.

Mediante la concentración y la atención, es posible cambiar estos patrones, para vivir nuestros sueños completamente "despiertos", dándonos cuenta de que estamos soñando mientras lo hacemos. La sensación de este "despertar" es imposible de describir, hay que vivirlo. Las posibilidades que se abren son enormes, y el potencial para crecer y enriquecer nuestras vidas es de un enorme valor.

Fuente: http://www.suenoslucidos.com/2007/12/los-sueos-lcidos-qu-son.html

Les comento más abajo…

2 Re: Sueños lúcidos el Lun 26 Oct 2015, 00:24

Belu

avatar
DISTINGUIDO
DISTINGUIDO

De eso quería hablar hoy, y disculpen que venga con este tema, comía chocolates a estas horas (aunque no estoy muy segura de que hora es, esto del cambio de horario me pone realmente de mal humor… ¡en fin!), comía golosinas hasta que “mágicamente” la bolsa se vació y entonces se me ocurrió venir a molestar, je, je, je.

Intentare ser breve, vengo con esto porque hace un par de noches me sucedio justamente algo similar. Debo advertir, que esto parece cuento de terror, así que si son personas que suelen espantarse con historias de este tipo, les sugiero que esto lo lean mañana, con luz de día.

Pues bien…

Recuerdo que estaba observando desde el salón toda la casa que recién había comprado, la mujer con quien había hecho el trato me interrumpió en medio de la acción, me pidió que firmara el contrato. ¡La casa era realmente hermosa!, sin embargo al terminar de firmar note que ella estaba nerviosa, intento decir algo, pero en vez de ello tomo la puerta y antes de salir menciono.

_ La luz de la sala siempre debe estar encendida…_ y con un portazo se despidió.

No le tome mucha importancia a sus palabras, en vez de ello volví a observar el inmueble con admiración, la casa era de dos pisos, sin embargo de la sala al techo no había nada que los separara, la vista de las recamaras daba hacia la sala y solo un tragaluz  iluminaba toda la casa. Realmente me sentía satisfecha con esa compra, mis esfuerzos y sueños se veían al fin realizados.

En eso pensaba cuando algo me distrajo, en el pasillo de las recamaras algo se movía, era una sombra que se desplazaba, su movimiento era lento y aun así no podía reconocer de que se trataba.

_ Deberíamos salir_ escuche detrás de mí, era mi hermano (aunque no estoy muy segura como había llegado ahí.)

_ Espera hay algo…_ y señale la planta superior, pero cuando volví a mirar, la sombra ya no estaba ahí, gire para ver a mi hermano y él tenía los ojos fijos frente al tragaluz, justo donde se iluminaba mejor; ahí estaba ella, una mujer alta con piel muy blanca, el cabello largo lo arrastraba por todo el piso y su ropa, debía haber sido blanca en algún momento, porque ahora lucia con manchas de tierra en todas partes. Al inicio se arrastraba y en cuanto fije mi mirada en ella, se elevó en el aire, si porque no caminaba.

Mi hermano no dejo que esperara más, me tomo del brazo y me saco de la casa.

_ Espera, espera…_ le pedía, aunque él no me escuchaba, hablaba con alguien por teléfono y cuando nos encontramos fuera de la casa, me sorprendió que esta estuviera rodeada de tanta gente. Algunos miraban con pánico, terror, otros no podían siquiera observar; la mujer iba y venía mostrándose por las ventanas, se desplazaba mientras su cabello negro flotaba al igual que ella.

_ ¡No regresaras ahí!_ esta vez fue mi hermana quien me reprendió. Pero entonces con la mirada fija en aquel ser, le respondí.

_ Ella no es mala, tan solo está buscando un lugar en el cual vivir, a mí no me importa si se queda aquí..._ apenas había dicho eso, cuando la mujer se detuvo, parecía que nos miraba a todos (eso hubiera sido bueno, si tuviera ojos) de pronto un agujero se abrió en lo que debería ser su rostro y como si su mandíbula se desencajara, profirió un agudo grito que rompió cada cristal en la casa.

_ ¡Vete!_ me gritaba mi hermana, mientras intentaba cubrirse de los cristales que caían por todas partes.

Entonces, me encontré con otro escenario, por la posición en las sombras de los muebles (pues el cielo era tan resplandeciente, que no podía mirarlo), podía intuir que eran alrededor de las 4 o 5 de la tarde. Guardaba algunas cosas en mi bolso, libros y lapiceros, estaba en un salón de clases que se encontraba vació. Ya iba saliendo cuando me encontré con una amiga (que no he visto en mucho tiempo, por cierto), ella estaba con un hombre el cual me era desconocido, los salude cuando pase a un lado de ellos, y ella me tomo del brazo antes de alejarme, me invito a caminar con ellos, así que de un momento a otro aparecimos en un callejón, con edificios tan altos; no importaba lo tanto que me esforzara, no podía aun mirar el cielo, solo había luz que iluminaba el camino por el que andábamos.

Parecía que recientemente había sucedido alguna festividad ahí, había banderines de colores adornando y todo parecía tan limpio, sin embargo en aquel lugar solo nos encontrábamos los tres, y al mirar atrás todo desaparecía, solo había obscuridad.

_ ¡Mira!, ¡Hemos llegado!_ gritaba emocionada mi amiga y se perdía dentro de un gran almacén. Tan solo cruce la puerta y varias voces venían de todos lados, aunque no había tanta gente.

Me acerque a un pequeño mueble y descolgué una blusa que me pareció bonita, la miraba hasta que una chica (que tampoco conocía), se acercaba y observaba la prenda en mis manos con infinita tristeza, supuse que la quería, así que se la di.

_ No te preocupes_ le dije_ cuando salga de aquí, ni siquiera la recordaré.

La joven pareció no haberme escuchado, en cambio corrió con la prenda con una alegría que me pareció exagerada. En ese momento mi amiga me volvió a tomar del hombro.

_ Ven, debemos irnos…_ me susurro. Estaba segura que no quería salir, por lo cual ella me respondió_ si te digo aquí dentro, estoy segura te dará miedo, pero cuando salgamos debemos correr…

Y así lo hicimos, mientras corríamos ella me gritaba.

_ No mires atrás…_ (ji, ji, ji, en mi sueño pensé que ella había robado algo y por eso nos perseguían) _ parece que ella te miraba desde hace rato y me preocupe, por eso intente ver de quien se trataba…_ seguíamos corriendo (creo que eso fue lo más raro, ni ella ni yo [mucho menos yo] somos atléticas, ja, ja, ja)_ pero en cuanto me acerque, note que ella no tiene rostro…_ y pareció aterrada al hablar sobre ello.

Entonces me detuve, mire hacia atrás, la calle era muy larga y no importaba cuanto corriéramos, el lugar siempre era el mismo, como si diéramos vueltas en círculos.

_ Disculpa, debo ir al baño_ le comente, apenas notaba que su amigo también estaba con nosotras.

Ella parecía desconcertada, intento detenerme pero me aleje deprisa, no había puertas en aquellos edificios, solo eran pilas y pilas de ladrillos e indicios de ventanas que desaparecían en aquel cielo luminoso.

_ Deberíamos irnos, solo la busca a ella_ al fin hablaba aquel joven, pero ella solo le miro, ni siquiera se movió de su sitio.

En cuanto me acerque a la pared una puerta apareció, el lugar era demasiado colorido y parecía de dimensiones alteradas. Me acerque al lavabo, me incline para lavarme el rostro y pensé.

Cuando eleve la vista habrá un espejo, y mi rostro estará seco, así fue. Mis manos dejaron de sentir el agua, pero sobre todo, estaba segura de no sentir temor.

_ Estoy soñando_ me dije mirándome al espejo, aunque mi reflejo no se movía, me reí al pensar en cómo se lo contaría a mi hermana cuando despertara. ¡Eso!, me había dado cuenta de que era un sueño y a pesar de ello no podía regresar a la “realidad”.

Será de noche cuando salga, pensé y así fue. Mi amiga continuaba de pie afuera con aquel chico, intento sonreír al verme regresar.

_ Quiero irme a casa_ le comente_ deberíamos tomar un autobús_ ella volvió a sonreír y asintió.

Esta vez aparecimos en los campos de la universidad (como no, la escuela debía ser parte de la pesadilla), le pregunte como le estaba yendo, ella me hablaba de todo muy animada, era de noche pero había mucha luz. Llegamos hasta la parada del autobús, observe el transporte desde lejos y la abrase para despedirme.

_ Debería visitarte cuando despierte_ le dije_ discúlpame por no ir a tu boda_ y ella me miro un tanto extrañada, pero al final sonrió (sí, yo la recuerdo demasiado sonriente).

Pero pronto su expresión cambio, parecía asustada cuando volvió a jalarme para abrazarme.

_ No mires, está detrás_ susurro.

Yo sabía a quién se refería, me despedí de ella y subí al autobús; a pesar de saber que soñaba, no quise viajar sin pagar, tome monedas de mi bolsillo y sí, eran las justas. Todo estaba obscuro dentro, excepto los dos primeros asientos detrás del chofer y los dos laterales a estos, justo donde me senté. Todo el paisaje fuera desapareció, solo había obscuridad.

La escuche jadear detrás de mí, aunque yo sabía de su presencia mucho antes, la mire por el rabillo del ojo, aun su cabello largo se desparramaba por el piso, mezclándose con la obscuridad del resto del autobús, su piel blanquecina y su inmundo camisón, debajo de este no había más, solo esos espacios negros en los cuales comenzábamos a desaparecer.

_ Lo dije antes_ mencione, y la obscuridad continuaba devorándonos_ no me importa vivir contigo, no tengo miedo, pero…_ y note que parte de su rostro comenzaba a emerger_ sé porque sigo aquí, sé quién eres, y también que necesitas decirme algo, ¿cierto?

Le escuche jadear con mayor intensidad, no me importo la advertencia de mi amiga, gire para observarle, su boca fue lo último que vi antes de despertar.


Ese ha sido mi tercer sueño lucido, se supone que uno puede controlar el entorno del sueño cuando has notado, que precisamente te encuentras dentro de uno, y al parecer se tratan de sueños agradables, los míos aun no lo son. Pero…

Bien, díganme, ¿han experimentado algo similar?

P.D. Disculpen que siempre escriba mucho, soy redundante, lo sé. Me emociono escribiendo, supongo. Saludos...

3 Re: Sueños lúcidos el Miér 11 Mayo 2016, 16:58

Angela

avatar
MEJOR POSTEADORA
MEJOR POSTEADORA
Woow...
Leí todo, que loco.
Honestamente nunca he tenido ese tipo de experiencias.

Pienso que a veces se "abren portales", y creo que hay otras dimensiones, en donde se puede accesar, pero también considero que es sumamente peligroso.

Para ser honesta, yo paso.

Soy muy respetuosa de las creencias de cada quien. Pero en esos asuntos si no me meto.

He visto y escuchado lo que les pasa a ciertas personas y mi principal consejo es: VE A LA IGLESIA Y HABLA CON UN PADRE, PASTOR O LIDER ESPIRITUAL.


ESAS COSAS SI ME DAN MIEDITO.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.